Chapinero en 6 mordiscos

En mi última visita a Bogotá recorrí el barrio de Chapinero para darle una probada a los restaurantes más novedosos de la zona

Al noreste de Bogotá, esa ciudad a la que siempre quiero regresar, está el distrito de Chapinero, un barrio con bonitas casas campestres vestidas de ladrillos color naranja. Los edificios, un poco más modernos, guardan una apariencia similar para no desencajar con el paisaje. Cuentan que el lugar debe su nombre al zapatero español Anton Hero, fabricante de chapines, un calzado ideal para caminar sobre el terreno fangoso que rodeaba la zona en aquellos tiempos de la colonia.

De allí nació Chapinero. Hoy es un hervidero de cultura y gastronomía, hogar de hippies, inmigrantes y artistas. Sus calles están llenas de restaurantes, desde los más finos hasta los más casuales, cada uno apuesta a la buena mesa con recetas tradicionales e innovadoras.

Para darle una probada, en cuestión de horas, llamé a Foodies Colombia y me anoté en el paseo Chapinero Bites. El recorrido fue a pie e incluyó seis paradas en los restaurantes más novedosos del barrio, para degustar uno o dos platillos e interactuar con los chefs y propietarios. Una experiencia que disfruté junto a otros blogueros y amantes de la gastronomía. Conocer la ciudad caminando y comiendo es mi definición de un viaje perfecto.

Chapinero en 6 mordiscos

Un pedacito de Chapinero Alto.

Descubrí a Foodies Colombia navegando en Internet, la iniciativa es de la colombiana María Gutiérrez quien ha diseñado diversos paseos gastronómicos no solo en Bogotá, sino también en Cartagena. Un must para esos foodies curiosos que gustan alimentar algo más que el estómago.

Empiezo por contarles sobre cada lugar que visité, pero antes debo mencionar a quien fue nuestro guía, Felipe Aranzazu, un joven cocinero, atento, simpático y conocedor de todos los pormenores de Chapinero y de las cocinas de cada restaurante. ¡Gracias por todo, Pipe!

Amen Ramen
No hace falta decir que en este restaurante el protagonista es el Ramen, la versión japonesa de la sopa de fideos chinos. Sorber es el verbo que más practican los comensales. Yo no dejé nada en el plato. Isaac Monroy es uno de los cocineros del lugar. Le gustaba tanto comer Ramen cuando vivió en Nueva York, donde estudió su carrera, que al regresar a Bogotá abrió Amen Ramen. Allí prepara platos de la cocina asiática utilizando los mejores ingredientes locales, así que no esperes un Ramen tradicional. Lo que probamos: costilla taiwanesa, de triple cocción, con zanahorias encurtidas, pepino y pepitas de marañón; porción de Tonkotsu, un tipo de ramen servido con caldo de cerdo, tocineta, aguacate, panza de cerdo y maíz asado. ¡Delicioso! Dirección: carrera 6, # 53-51. IG: @AmenRamenYa.

Chapinero en 6 mordiscos

Rico Tonkotsu en Amen Ramen.

Cervecería El Mono Bandido
La segunda parada fue una original cervecería llamada El Mono Bandido, con un estilo muy indie y un ambiente acogedor. Simón Villada, uno de los dueños, nos recibió con una degustación de cervezas artesanales de Colombia. En el país hay más de 60 marcas diferentes. Simón también fabrica la suya pero ese día se agotó y no tuvimos la suerte de probarla. Desde hace 7 años entró a formar parte del mundo cervecero y próximamente abrirá un segundo local. Habrá otro mono bandido en la ciudad. Simón dice que Bogotá es una capital tan complicada que beber cerveza se ha vuelto algo terapéutico. Lo que probamos: Golden Ale (Master Beer Cervecería), Sidra de manzana (Golden Lion), Irish Red (Master Beer Cervecería), Pale Ale (Cervecería 3 Cordilleras), Amber Ale (Cervecería 3 Carites), Strong Ale (Cervecería Manigua). Dirección: Calle 4, # 54-85. IG:@ElMonoBandido.

Chapinero en 6 mordiscos

Degustación de cervezas en El Mono Bandido

Mesa Franca
La cocina de este restaurante hace honor a su nombre, es sencilla, fresca y muy colorida, de raíces colombianas, sin olvidar el toque innovador. Mesa Franca abrió sus puertas hace menos de un año y ya se perfila como uno de los mejores restaurantes de Bogotá, de esos que no pueden faltar en tu lista. Fue mi favorito, sin duda, y solo hay una razón que lo explica: el encocado, un plato tradicional del Pacífico colombiano que -como dirían mis compañeros del tour- me cambió la vida. Lo que probamos: buñuelos de yuca rellenos de trucha ahumada, con ají de panela y suero costeño; el encocado, ensopado a base de mariscos, con camarón, arroz crocante, leche de coco y aguacate. Volveré por él. Dirección: Carrera 6, # 55-09. IG: @Mesafranca.

Chapinero en 6 mordiscos

El encocado, receta del Pacífico colombiano.

Villanos en Bermudas
Si hay un lugar que ha dado mucho de qué hablar es el restaurante Villanos en Bermudas. Sí, así se llama. Son dos los villanos detrás de la cocina: el argentino Nicolás López y el mexicano Sergio Meza. Ambos se conocieron en Chile y se reencontraron en Bogotá para ofrecer una propuesta bastante atrevida. En Villanos en Bermudas no hay menú, se trata de una degustación de 7 tiempos y cada plato es una sorpresa. No hay orden y puede que el postre llegue de segundo y no de último. Ya saben, solo apto para open minds. Lo que probamos: tartar de cordero con lonjas de tomate, bastante raro pero muy sabroso. Dirección: Carrera 56, # 5-21. IG: @villanosenbermudas.

Chapinero en 6 mordiscos

Tartar de cordero con lonjas de tomate.

Panadería Mistral
Chic y con olor a Pain au chocolat, así es la panadería artesanal Mistral. Sus dueños son franceses y se instalaron en una bonita casa de Chapinero a mediados de 2016. Hay panes de todo tipo, multicereal, baguette, campesino con nueces, todos son elaborados de manera artesanal. También hay desayunos, café y té. En la vidriera, además de croissants, hay muffins y el clásico eclair de chocolate. Solo pedimos pan de chocolate para llevar. Los desayunos son muy recomendados. Dirección: Calle 57, # 4-09. IG: @Mistral.co.

Chapinero en 6 mordiscos

Pain au chocolat listo para llevar en Mistral.

Pizzería Indio
Las pizzas al horno de leña en este restaurante sí que valen la pena. Al entrar hay dos ambientes, ambos bastante oscuros, uno bajo techo muy cerca del horno donde cocinan las pizzas, incluso puedes sentarte en la barra y ver cómo el pizzero las prepara. El otro es una terraza con velas románticas sobre la mesa. Indio solo abre en las noches, además de comer puedes beber un coctel o una de las cervezas artesanales que ofrecen. En la fachada hay un letrero de luz de neon azul con el nombre del restaurante. Lo que probamos: dos de las pizzas más pedidas, la Erico con chorizo, salsa de pimentón, mozzarella y pepperoni y la Hari con cebolla caramelizada, chorizo español y salsa bechamel. Dirección: Calle 58, # 3A-44. IG: @indiobgta.

Chapinero en 6 mordiscos

Las pizzas al horno de leña en Indio son buenísimas.

Para contactar a Foodies Colombia entra a www.Foodies.com.co. Te recomiendo seguirlos en las redes sociales, a veces colocan información de tours que no aparecen en la web. IG: @FoodiesColombia. Twitter: @foodiescolombia. También puedes escribirle a María al email hola@foodies.com.co, para coordinar con anticipación tu paseo.

También te invitamos a leer 5 lugares donde comer en Bogotá.

Chapinero en 6 mordiscos

Chapinero Bites. Visita www.foodies.com.co

Written by Corina Briceño
Soy Corina Briceño, periodista de profesión y comelona de oficio. Cocino para sobrevivir y me quedan buenos los mojitos. Aquí no encontrarás recetas, solo ganas de comer. Escríbeme a: corina@laguiadelfoodie.com