El Chef de Casa Escondida, Alfonso De La Espriella, llegó a la final del Burger Week Challenge siguiendo la linea de su propio restaurante: recetas sencillas, pero llenas de sabor

Para los que  no conocen a Alfonso De La Espriella, desde hace tres años es el chef de su restaurante Casa Escondida, ubicado en la calle 72 de San Francisco. Y sí, puede que no lo encuentren a la primera porque, tal como su nombre lo dice, es un lugar un poco escondido. Allí recibe a sus invitados junto a su esposa Erika y hace lo que más le gusta: cocinar.

Alfonso de la Espriella ganó el Burger Week Challenge 2019. /Foto: La Guía del Foodie.

Alfonso estudió artes culinarias fuera del país y a su regreso ganó experiencia como chef del hotel Manrey. Luego se unió a un amigo de la infancia para abrir el restaurante La Trona, hasta que decidió apostar por su propio proyecto Casa Escondida. Su concepto se basa en servir comida rica y casual, sin pretensiones, sin caer en lo fancy pero aplicando tres regalas básicas: buena técnica, buen sabor y buen montaje.

Este año Casa Escondida participó por primera vez en Burger Week con su burger especial “The Good Old Bacon Cheeseburger”, una propuesta bastante clásica que rinde homenaje a la auténtica quesoburguesa, con todos los ingredientes que necesita para ser un platillo bien hecho y muy gustoso.

La Good Old Bacon Cheeseburger se quedará en el menú /Foto: Jorge Jiménez.

Alfonso conquistó a los jueces y llegó al Burger Week Challenge Fest. Compitió con el resto de los semifinalistas elegidos: Javier Espino de Casa Bruja, Jorge Estenoz de El Republicano, Felipe Milanés de Beat Burger, Pablo Viluce de Lazotea y Roberto Richa de 5inco. Pasó a la ronda finalista junto a Milanés y Estenoz, pero lo que nunca imaginó fue que esa noche se convertiría en el nuevo Burger Master Chef 2019.

1. Casa Escondida no es un restaurante especializado en hamburguesas pero aun así participó en Burger Week, ¿por qué?

Solo tenemos dos hamburguesas en el menú. Muchos colegas nos habían preguntado por qué no habíamos entrado al evento, así que dijimos que sí. y al Challenge también dije que sí, a pesar de mi mala fama en competencias. Recuerdo que en el All Star Chef Challenge de Panamá Gastronómica en 2016 no pude terminar el plato que preparé y tenía el temor de que me ocurriera de nuevo. Esta vez acepté para probarme a mi mismo que podía hacerlo.

2. Muchos comentaron que la Good Old Bacon Cheeseburger no tenía nada de novedoso, a diferencia de otras hamburguesas que buscaron resaltar y ser diferentes.

Yo estoy orgulloso de que sea una burger clásica, algo bien hecho, con técnica. Es fácil hacer las cosas, pero lo importante es hacerlas bien. Puede que sea solo una cheeseburger, pero no cualquiera la hace. En Casa Escondida queríamos hacer una que no pudieras comerte en más ningún otro lado.

3. ¿Cuáles fueron los ingredientes secretos que utilizaste para preparar la burger ganadora?

Usé tomate, jengibre, salvia, orégano, tomillo, ajo en polvo, bacon, carne de res, mozarrella y agregué chicharrón. No le puse nombre en el momento aunque luego la llamé la torre Eiffel, porque mi hijo estuvo todo el día diciéndome que yo tenía que hacer una burger tan alta como la torre Eiffel. Su cara al enterarse que yo había ganado, y celebrarlo con él y con mi familia, fue lo más bonito de todo.

4. Eres el nuevo Burger Master Chef 2019, ¿pensaste en algún momento que ganarías el Challenge?

No, todavía no me lo creo. El fin era darlo todo y pasar un rato divertido con los colegas. Me sentí muy emocionado cuando lo supe, sobre todo porque el evento nos dió mucha exposición a lo largo de las tres semanas que duró Burger Week. 70% de los clientes que fueron no conocían Casa Escondida. Ahora estamos en el ojo del huracán y tenemos un poco más de ventaja que los otros restaurantes, tomando en cuenta que la oferta gastronómica de la ciudad es cada vez más amplia y competitiva. Fue un trabajo duro que ahora está dando sus frutos y yo estoy muy contento por eso.

5. ¿La Good Old Bacon Cheeseburger se quedará en el menú de Casa Escondida?

Sí, claro. Está pagando todas las cuentas, je je.

Para los que quieran visitar Casa Escondida, está en la calle 72 de San Francisco. Pidan la remolacha acevichada y el codillo de cerdo, el plato preferido del chef (además de probar la Good Old Bacon Cheeseburger, claro).

IG: @CasaEscondidaPty.
Tlf: 387 3978.

Fotos: Casa Escondida, Jorge Jiménez y La Guía del Foodie.

Written by Corina Briceño
Soy Corina Briceño, periodista de profesión y comelona de oficio. Cocino para sobrevivir y me quedan buenos los mojitos. Aquí no encontrarás recetas, solo ganas de comer. Escríbeme a: corina@laguiadelfoodie.com