El auténtico cochinillo, como en España

En mi último viaje a España probé uno de los platos más tradicionales de su cocina, el cochinillo. Lo que no sabía es que al llegar a Panamá encontraría un lugar donde también lo preparan y ¡es delicioso!

Llegué de Madrid y me traje las ganas de tapear en la maleta. De comer pan tostado con tomate en el desayuno, por suerte no es nada complicado de hacer, y de revivir todo el sabor que me dejó su rica gastronomía.

Por fortuna en Panamá hay varios restaurantes españoles en los que no solo se comen montaditos, los tradicionales emparedados que pedí hasta el cansancio por 1 euro cada uno, también ofrecen los platos más típicos, como el cocido o los callos a la madrileña e incluso el cochinillo, originario de la zona de Castilla y León.

Parte de la porción de cochinillo que sirven en El Madroño /Foto: La Guía del Foodie.

El cochinillo, y lo que viene a continuación no es apto para vegetarianos ni veganos, es un cerdo joven que apenas llega a los 20 días de nacido y se alimenta exclusivamente de leche materna. Es una auténtica exquisitez y proviene principalmente de las ciudades de Ávila y Segovia (comunidad de Castilla y León), donde es muy apreciado en la gastronomía de la zona. Allí los crían y luego los asan en hornos de barro durante varias horas para que su carne quede jugosa y su piel crocante. De hecho, la palabra “cochinillo”, significa “cría del cerdo que todavía mama”. Los españoles saben lo que hacen.

Si van a Segovia no pueden dejar de probar el cochinillo. El Mesón de Cándido es el lugar más famoso para hacerlo, aunque no dudo que en el resto de la ciudad también sirvan cochinillos de calidad. Aquí el ritual consiste en partirlo con un plato, una vez lo colocan sobre la mesa, la carne es tan suave que el mesero lo hace sin ninguna dificultad. 

No tuve la oportunidad de viajar a Segovia ni tampoco a Ávila, pero sí comí cochinillo en el restaurante El Botín, el más antiguo de Madrid, fundado en 1725. Lo pedí con una guarnición de papas horneadas y estaba tierno y bien crujiente. Ahora, lo que jamás pensé es que a mi vuelta a Panamá encontraría un cochinillo, traído directamente desde Ávila, en una calle de Bella Vista.

El Botín, el restaurante más antiguo de Madrid /Foto: La Guía del Foodie.

El chef Juanjo, nacido en Madrid, lo prepara en su restaurante El Madroño. Desde que lo incluyó en la carta se ha convertido en el favorito. Lo consiguió gracias a Hispania Foodies, empresa importadora de productos españoles exclusivos en elmercado. El cochinillo viene directamente de una fábrica donde se especializan en su crianza y cuidado. Otros restaurantes, tanto españoles como panameños, también venden el cochinillo de Hispania, pero en El Madroño ha sido un hit.

A diferencia del horneado tradicional, bastan dos horas para que el cochinillo que prepara Juanjo quede bien cocido, suave y con la piel dorada y crujiente, ¡Uff! El horno que utilizan es bastante moderno, así que cero estrés. Sentirán un rico sabor a romero y debo decirlo: es muy parecido al que probé en El Botín, excepto por la sazón, cada quien tiene la suya. Eso sí, probarán el auténtico cochinillo de España, de eso no hay duda. Cuidado con las imitaciones.

El chef Juanjo aprendió a cocinar en Londres /Foto: La Guía del Foodie.

Pueden pedir su cochinillo con una ración de papas fritas, papas nacionales o unas papas rústicas a la española. Viene con una salsa preparada en su propio jugo. La porción es grande (400 gr.) y tiene un precio de $35. Vale la pena, sobre todo acompañado con una buena copa de vino. Si antes se te antojan algunas tapas, pide las chistorras de Navarra o los pimientos de Padrón, también de Hispania Foodies.

¡Buen provecho!

Dirección: El Madroño está en la Avenida 5B Sur de Bella Vista (detrás de la Contraloría).

Horario: de martes a viernes de 12:00 pm a 3:30 pm y de 6:00 pm a 11:00 pm.

Sábado y domingo: de 12:00 pm a 11:00 pm.

IG:@ElMadrognopty

Si quieres tener tu cochinillo no dudes en contactar a  @HispaniaFoodies

El restaurante El Madroño está ubicado en Bella Vista /Foto: La Guía del Foodie.
Este es un post patrocinado por la empresa Hispania Foodies. Al igual que todo lo que escribo en mi blog, lo basé en mi experiencia personal. No publicaría nada sobre ningún producto sin antes probarlo. Las fotografías son de La Guía del Foodie. Si quieres promocionar tu marca escríbeme a corina@laguiadelfoodie.com.

 

Corina Briceño
the authorCorina Briceño
Soy Corina Briceño, periodista de profesión y comelona de oficio. Cocino para sobrevivir y me quedan buenos los mojitos. Aquí no encontrarás recetas, solo ganas de comer. Escríbeme a: corina@laguiadelfoodie.com