BARcelona

Los domingos de brunch en la Trump Tower son muy variados, con open mimosa y champán

Toma un tiempo recorrer todas las opciones que hay para brunchear en el restaurante BARcelona de la torre Trump. Hay de todo. Colocar la mesa de postres casi en la entrada debe ser una estrategia para que entres sin pensarlo mucho. Eso sí, dejé los dulces para el final como corresponde.

El brunch del BARcelona tiene más de lunch que de breakfast. La mayoría son platos fuertes, hay paella, sopa de lentejas, pastas, barra de ensaladas, sushi, ceviche, pescados y mariscos (también hay ostras), estaciones de omelettes y de carnes. Hay platos elaborados como los medallones de salmón en salsa de curry y coco, las almejas al jengibre o la Farfalle en salsa Frutti Di Mare.

Es preciso tomar una decisión inicial: escoger entre un ambiente cerrado u otro al aire libre. Todo depende del humor de domingo. La segunda alternativa tiene vista a la ciudad y a la torre Trump, con su inmensa arquitectura. Me decidí por el ambiente cerrado, aunque luego salí a disfrutar de la terraza por varios minutos.

Comencé con una sopa de lentejas, porque soy fan. Calientitas y con un toque picante que no me disgustó. Seguí con un plato de ensaladas, entre ellas capresa y griega. Pasé por la estación de barbacoa (carving) por unas salchichas a la parrilla, tienen pernil y prime rib marinado con finas hierbas, además de langostinos, mejillones y pulpo al ajillo (por mencionar solo una parte). Luego probé la Farfalle y de último un poco de paella. Ya había pedido la segunda copa de mimosa (Sí, hay open de mimosas y champán). Todo estuvo provocativo y sustancioso.

Pasé entonces por mi estación anhelada, no soy tan dulcera, pero en este caso, quería probar todos los postres. Hay flan, mousse de maracuyá, de fresa, malvaviscos y fresas para remojar en la fuente de chocolate. No pueden faltar los macaroons y los croissants rellenos de chocolate (Estos no necesariamente deben dejarse para el final).

No hay manera de no quedar satisfecho. El Sunday Brunch del BAR celona lo tiene todo. Si estás pensando en brunchear el próximo domingo, esta es una alternativa que vale la pena. El horario es a partir de las 12:00 del mediodía hasta las 3:00 pm. La entrada tiene un costo de 50$.

Dejo un dato para los amantes del vino: tanto en el BARcelona como en el resto de los restaurantes del hotel Trump, puedes disfrutar de los exclusivos vinos de la bodega Trump Winery, fundada en 1999, en Virginia, muy cerca de la cuna de la viticultura estadounidense. En el Wine Bar Cava 15, ubicado en el piso SL de la torre, no solo puedes probar estos vinos, sino también participar en catas guiadas por un sommelier y aprender más sobre este mundo.

Algunos de los vinos que puedes probar son: Trump Meritage 2013, Trump Rose 2012 y Trump Sparkling Blanc de Blanc 2008.

Written by La Guía del Foodie
Blog para food lovers. Descubre todo lo que Panamá tiene para probar. No hay recetas, solo ganas de comer.